En Vigencia La Ordenanza Que Regula Uso De Caminos

Desde diciembre de 2016 está en vigencia la ordenanza que regula el uso de caminos públicos.

 

El 21 de diciembre del año anterior fue publicada en el registro oficial la ordenanza que regula el uso y conservación de los caminos y carreteros públicos en la provincia de El Oro.

 

La normativa, que consta de 19 artículos, fue previamente analizada y aprobada por el órgano legislativo del Consejo Provincial. Además, fue socializada ante representantes de los diferentes sectores productivos de El Oro.

 

La Prefectura es la institución encargada de velar por el cumplimiento del mencionado cuerpo legal, que se aplica para la red vial provincial, que consta de 2.652,58 kilómetros, de los cuales, 1.145,01 km corresponden a ejes estratégicos y 1.507,57 a caminos vecinales.

 

El artículo 3 de la ordenanza señala que, entre otras cosas, está prohibido plantar árboles dentro del eje vial; no respetar la red de alcantarillas; derramar agua de las zonas de regadío a las carreteras o caminos. Son un total de 21 prohibiciones que tiene esa disposición.

 

Si los propietarios de fincas colindantes con los caminos rurales desean colocar vallado o realizar plantaciones (en el derecho de vía), deben solicitar permiso obligatorio a la Prefectura, tal y como lo establecen los artículos 6 y 7 de la ordenanza.

 

Según el artículo 8, los dueños de predios ubicados al pie de las carreteras, están “obligados a cortar, retirar y tumbar los árboles que están en las vías y que ocasionen o puedan ocasionar daño a los trabajos de lastrado, doble riego o asfaltado…”.

 

“La ordenanza hace énfasis, entre varios aspectos, en la prohibición de construir, plantar o ubicar cerramientos en los terrenos comprendidos dentro del derecho de vía”, explicó el prefecto Esteban Quirola Bustos.

 

El artículo 10 puntualiza que los propietarios de fincas ubicadas a un costado de las vías, deben “colocar el riego a una distancia mínima de un metro de las aristas exteriores del camino” y añade que si el riego es por aspersión, “se deberá colocar una chapa (lámina de metal) en cada aspersor para evitar que el agua salga al camino…”.

 

“El riego por aspersión es uno de los principales causantes del deterioro vial, pues los chorros de agua erosionan la estructura de las vías y acumulan humedad que destruye el pavimento y disminuyen su compactación y resistencia”, agregó la  autoridad.

 

El incumplimiento de lo establecido en la ordenanza se multará con el 25 % del salario básico unificado. En el caso especial de los propietarios de predios bananeros, la multa citada se calculará por cada aspersor que forme parte de la afectación.

Deja un comentario